dasgast Los milaneses matan en sábado (Giorgio Scerbanenco)
milaneses 225x300 Los milaneses matan en sábado (Giorgio Scerbanenco)

Los milaneses matan en sábado

Una verdadera burrada de libro. El título parece  malo a primera vista, pero tiene su razón de ser: se refiere a que son gente tan trabajadora y ordenada que no matan a nadie entre semana porque  tiene que ir al trabajo, así que aprovechan los sábados para matar gente.

La historia, como digo, es una salvajada de gran calibre, sin concesiones, ni miramientos, ni un ápice siquiera de piedad o corrección política.

Un pobre trabajador, antiguo conductor de camiones y autobuses que se ha quedado viudo, tiene una hija subnormal (lo dice así, tal cual) que además de jugar con muñecas y con monigotes Disney tiene un par de defectillos más: que es realmente preciosa y que es una ninfómana del demonio, porque le gustan rabiosamente los hombres. La cosa ya empieza mal…

Como a la niña, de veintidós añitos, le gusta salir al balcón a guiñar a los hombres que pasan por la calle y a subirse las faldas, el padre la tiene encerrada y con las persianas bajadas, pero va a verla cada dos horas, aunque tenga que salir del trabajo y luego recuperar parte de la jornada. La niña lo es todo para él, su cruz y su alivio, y se desvive por ella.

Todo va bien (dentro de lo que cabe) hasta que a alguien se le ocurre que una chica como aquella puede valer mucho dinero y decide  raptarla para explotarla en los  prostíbulos y casas de citas de la ciudad. Algo va mal, y también la matan. Cuando aparece el cadáver, desfigurado y chamuscado, comienza la búsqueda… y comienza con un grupo policial duro y cínico que sabe que no cuenta con los medios para conseguir nada y que, pase lo que pase, la gente no recurrirá a la policía para resolver sus problemas. O sí…

Como digo, es una burrada tremebunda, de las cosas más bestias que he leído…

No me esperaba una novela tan salvajemente dura.

depension logo Los milaneses matan en sábado (Giorgio Scerbanenco)

Share