dasgast EL PERFIL DE UN ASESINO EN SERIE.

holmes holmes 300x202 EL PERFIL DE UN ASESINO EN SERIE.

Holmes

 Que sencillo sería para el investigador que el criminal dejase su tarjeta de visita en el lugar de los hechos. Aunque no es lo que sucede, indirectamente el autor deja muchos datos que solo la habilidad del equipo de investigación puede ir reuniendo y completar parte del rompecabezas.

 

Para ello hay que basarse en el estudio pormenorizado de la escena del crimen. Qué tipo de víctima ha elegido, como ha llevado a cabo el crimen, el arma utilizada, cuanto tiempo ha podido llevarle su acción, si ha agredido sexualmente a su víctima y de qué forma, escena organizada o desorganizada, etc..

 

El perfil que se realice del sospechoso indicara las recomendaciones sobre las lineas de investigación a seguir, y en caso de haber un sospechoso, la mejor forma de interrogarlo.

La Unidad de Ciencias del Comportamiento del F.B.I. hace un retrato bastante escueto y generico de un típico asesino en serie:

 

Varón entre 25 y 35 años, de raza blanca. La mayoría de las veces mata personas de su misma raza. La edad de sus víctimas es muy variada, dependiendo de los gustos del asesino. Su nivel intelectual y su nivel social son muy variables, así como los de sus víctimas. Estas son generalmente desconocidas para él, y hasta el trágico momento de su encuentro nada parece haber en común entre ellos. Puede estar casado, tener hijos y un buen trabajo. O puede ser tan inestable que sea incapaz de trabajar o que lo haga muy irregularmente. Puede no ser capaz de mantener relaciones con el resto de la gente, lo que lo convertiría en un solitario.

 

Como ejemplo del trazado del perfil de un asesino vemos como lo realizo Robert Ressler en un caso que presentaba una escena desorganizada y un crimen brutal.

 

El perfil: Varón blanco, edad entre 25 y 27 años; delgado, aspecto desnutrido. Su lugar de residencia debe de estar extremadamente descuidado, y se hallarán en él pruebas del crimen. Historial de trastornos mentales, y seguro que ha consumido drogas. Será un tipo solitario que no se asocia ni con varones ni con mujeres, y posiblemente pasará mucho rato en su casa, donde vive solo. Sin empleo. Recibe quizás algún subsidio social. Si reside con alguien, será con sus padres; sin embargo, esto es improbable. No ha estado enrolado en la marina; fracaso en la escuela secundaria o la universidad. Previsiblemente sufre una o más formas de psicosis paranoide.

 

Según escribe Ressler la esquizofrenia paranoide se manifiesta por primera vez generalmente en la adolescencia. Sumando 10 años a un supuesto inicio de la enfermedad a los quince situaría al asesino en el grupo de veintitantos años. Ressler pensó que el asesino no sería mucho mayor por dos razones. Primera: La mayor parte de los homicidas sexuales tienen menos de veinticinco. Segunda: si era mayor, y su edad se acercaba a los treinta, la enfermedad debía de haber sido tan abrumadora que ya se habría traducido en una serie de homicidios aberrantes sin resolver.

 

Más detalles: El individuo tenía que ser un hombre delgado y larguirucho, los esquizofrénicos introvertidos no suelen comer bien, no se preocupan por la alimentación y se saltan comidas. De manera similar, desatienden su aspecto y su aseo. A nadie le gusta vivir con éstas personas, de modo que el asesino debía de ser soltero.

Cuando el sospechoso fue detenido se pudo comprobar que el perfil de Robert Ressler coincidía plenamente.

 

Es evidente que un buen perfil realizado en base a los datos obtenidos pueden ayudar en una investigación. Un estudio en profundidad de la escena y todo lo que rodea al caso es fundamental así como la ampliación de la busqueda a otras localizaciones por la posibilidad de encontrar casos similares que podrían tener relación entre ellos.

depension logo EL PERFIL DE UN ASESINO EN SERIE.

Share